Preguntas y respuestas de cientos de temas

Tumores de Riñon y via urinaria y cancer





TUMORES DEL RIÑÓN Y DE LA VÍA URINARIA

CARCINOMA DE CÉLULAS RENALES.

De los tumores renales, el 85 % son carcinomas de células renales; el resto nacen en la pelvis renal. Típicamente, se presentan en varones en el sexto decenio de la vida: el fumar cigarrillos es un factor de riesgo. Existen formas raras hereditarias (en la enfermedad de von Hippel-Lindau) y algunos se deben a traslocaciones cromosómicas. Los quistes renales de los pacientes en hemodiálisis pueden malignizarse.

Manifestaciones clínicas. Incluyen la hematuria (macro o microscópica), dolor en el flanco, masa abdominal (y síntomas sistémicos), fiebre, fatiga, pérdida de peso, caquexia anemia. Entre los síndromes paraneoplásicos figuran la fiebre de origen desconocido, hipercalcemia, galactorrea, síndrome de Cushing, eritrocitosis o hipertensión. Las pruebas de función hepática pueden ser patológicas.

Diagnóstico. Habitualmente comienza con el descubrimiento de una masa en el flanco por UIV (lesión ocupante de espacio, distorsión del sistema excretor), con frecuencia en un paciente con síntomas sistémicos o manifestaciones de enfermedad metastásica. Cuando se detecta una masa renal, la TC o la ecografía pueden diferenciar quistes benignos de tumor. Con frecuencia es útil la aspiración percutánea para estudio citológico. La TC puede revelar una masa sólida, ocasionalmente con extensión a la vena renal. La arteriografía renal puede mostrar un tumor hipervascularizado. El estadiaje comienza con la búsqueda de metástasis (RX de tórax, gammagrafías ósea y hepática). Si es negativo, está indicada la nefrectomía radical. Las tasas de supervivencia a los 5 años varían entre el 70 % (tumor limitado al riñón) y menos del 5 % (diseminación a distancia). La enfermedad metastásica es resistente al tratamiento hormonal, la quimioterapia y a la combinación de ambas. Ocasionalmente se logra la curación extirpando metástasis solitarias.

 





TUMORES DE LA VÍA EXCRETORA URINARIA.

Los tumores de la pelvis renal son habitualmente carcinomas de células transicionales . Entre sus factores de riesgo figuran el fumar, la exposición a productos químicos y el abuso de analgésicos; se presentan con hematuria macroscópica indolora; la UIV y la citología urinaria son positivas. El tratamiento de la enfermedad avanzada es la nefroureterectomía radical. La supervivencia a los 5 años es del 10 al 50 %. Es preciso revisar con frecuencia a estos pacientes.

El carcinoma vesical (de células transicionales) es más frecuente en varones de más de 40 años. Son factores de riesgo el tabaquismo y la exposición a productos químicos. También puede haber cáncer de vejiga tras tratamientos con ciclofosfamida y en infección crónica por Schistosoma haematobium. Habitualmente existe hematuria u otros síntomas vesicales. El diagnóstico se hace por citología urinaria y cistoscopia con biopsia. El pronóstico depende de la profundidad de la invasión de la vejiga y de la afectación sistémica. La enfermedad superficial se trata mediante resección endoscópica y revisiones frecuentes; las recidivas pueden requerir quimioterapia intravesical. La enfermedad metastásica puede entrar en remisión mediante cirugía y poliquimioterapia.

Las metástasis en el riñón (principalmente del cáncer hepático y de linfomas) rara vez son clínicamente manifiestas. Es frecuente la infiltración leucémica.

ES BÁSICO QUE IGUAL CON ESTA COMO CON CUALQIER INFORMACION QUE ENCUENTRE POR INTERNET ACERCA DE SALUD Y ENFERMEDADES LA CONSULTE CON SU MEDICO. CON SU SALUD NO SE JUEGA, NO SE FIE DE INTERNET NUNCA PARA AUTOMEDICARSE EN PROBLEMAS TAN GRAVES COMO PODRIA SER UN TUMOR. VAYA INMEDIATAMENTE A SU MEDICO.
–>

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...







Si te ha resultado interesante... Compartelo. Sobrevivimos gracias a esto. Existimos por que tu nos compartes. Gracias.
Otras Preguntas y respuestas que también te pueden interesar
1 comentario
  1. Muy bueno

Responder