Preguntas y respuestas de cientos de temas

EL PROCESO DEL ENVEJECIMIENTO: Papel de la enfermera





EL PROCESO DEL ENVEJECIMIENTO.

EL PROCESO DEL ENVEJECIMIENTO. PAPEL DE LA ENFERMERA ANTE LAS NECESIDADES DEL ANCIANO .

La vejez está considerada como la etapa del ciclo vital que empieza alrededor de los 65 años y que finaliza con la muerte. El envejecimiento según “Harman”, podría definirse como la acumulación progresiva de cambios en el tiempo que son responsables del aumento de la probabilidad de enfermar y de morir del individuo. Otro autor: “Streheler” nos da cuatro características que matizan el concepto:


1. Es universal para todos los individuos de una especie dada.

2. Se producen cambios endógenos, van de dentro hacia fuera. Es un fenómeno intrínseco no debido a agentes externos.

3. Es un fenómeno progresivo.

4. Es un fenómeno deletéreo, que produce alteraciones en el organismo.

 

En cualquier organismo que se estudie el envejecimiento, podemos decir que se presentan las cuatro características vitales anteriormente descritas y que estas ocurren en el organismo a tres niveles:

 

· Estructura: cambios anatómicos, estatura, posición del cuerpo, opacidad de los huesos, etc.

· Función: cambios en la actividad del organismo y cambios en la conducta. Ejemplo: en la marcha, en el humor, etc.

· Substrato: alteraciones moleculares. Ejemplo: glucemia.

 

* Cambios Biológicos :

 

Con el paso de los años se va produciendo un deterioro de la capacidad del organismo para la regeneración de las células. Los cambios que se producen en el organismo por el envejecimiento son similares a lesiones que ocurren en las patologías. La trama tisular y las células del organismo debido a factores exógenos tales como los agentes físicos, los agentes químicos y los agentes biológicos y por otra parte los factores endógenos: neoplasias, autoinmunidad y los trastornos genéticos producen o bien una respuesta insuficiente de la célula o que no ésta no responda (lesión) o que la respuesta sea una inadaptación de la célula a dicha situación, generando en cualquiera de los casos la vulnerabilidad del organismo.

 

Por otra parte tenemos la “APOPTOSIS”: muerte celular programada. Durante el desarrollo celular hay un equilibrio entre proliferación de células y apoptosis, es un proceso selectivo, las células están programadas genéticamente para desaparecer selectivamente. sin embargo durante el envejecimiento la apoptosis se intensifica resultando un déficit de células.

 

Muchas teorías intentan explicar el proceso del envejecimiento:

· Teorías orgánicas o sistémicas.

· Teorías celulares.

· Teorías moleculares.

· Teorías del envejecimiento programado.

· Teorías evolutivas.

 

Pero no entraremos en las definiciones, ni la base científica de cada una de ellas por corresponder este contenido a otro tema. Abordaremos por su importancia los cambios que se producen en el envejecimiento en el sistema nervioso.

El sistema nervioso es un sistema de comunicación y tiene la misma estructura que cualquier sistema de comunicación, consta de: un emisor, un receptor (las proteínas), un panel que transmite la señal y como resultado se produce una respuesta.

El sistema nervioso tiene una estructura que forma lo que se podría llamar unas redes de comunicación, cuyo procesamiento se lleva a cabo en la corteza cerebral y cerebelo, en la retina, en los núcleos lisis del SNC y en los ganglios vegetativos del SN Periférico. Las neuronas serán las encargadas de trasmitir y la sinapsis es la zona de contacto, necesario para que la trasmisión sea posible.

 

En el envejecimiento se produce una perdida neuronal, una disminución del volumen cerebral, una disminución de la sustancia blanca, de la corteza cerebral frontal y del cuerpo estriado y todo ello debido a la muerte celular y/o atrofia celular. En el envejecimiento se produce no tanto la muerte celular sino la disminución del tamaño de las mismas y un declinar de la sinapsis.

 

* Cambios Físicos:

 

Con el paso de los años se va produciendo un envejecimiento en el organismo lo que trae consigo cambios morfológicos cardiovasculares, cambios patológicos estructurales del aparato respiratorio, muscular, óseo, digestivo, genito-urinario, …, cambios en la boca y dientes, cambios en los órganos sensoriales tales como disminución de la agudeza visual y perdida auditiva, la piel denota enrojecimiento, se acompaña frecuentemente de una mayor lentitud en la capacidad psicomotriz y de una disminución en los mecanismos termorreguladores del anciano, todo ello puede suponer un riesgo para la salud del individuo.

 

* Cambios Psíquicos:

 

* Con el paso de los años se va produciendo un envejecimiento en las capacidades intelectuales.

A partir de los 30 años se inicia un declive de las capacidades intelectuales que se va acelerando con la vejez. En la vejez hay una pérdida de la capacidad para resolver problemas, esta se acompaña de falta de espontaneidad en los procesos de pensamiento. La capacidad de lenguaje y de expresión suelen estar alteradas. La creatividad y capacidad imaginativas se conservan. Existen alteraciones en la memoria y suelen padecer de amnesia focalizada en el tiempo.

 

* El carácter y personalidad no suelen alterarse, a menos que se produzcan alteraciones patológicas. La capacidad de adaptación suele estar disminuida por el miedo ante situaciones desconocidas.

 

* Cambios Sociales:

 

En la vejez hay un cambio de Rol individual, el mismo se presenta o se plantea desde tres dimensiones:

 

· El anciano como individuo. Los individuos en su última etapa de vida se hace patente la conciencia de que la muerte está cerca. La actitud frente la muerte cambia con la edad. Uno de los aspectos del desarrollo del individuo es la aceptación de la realidad de la muerte. Esta es vivida por los ancianos como liberación, como el final de una vida de lucha, preocupaciones y problemas, para otros es una alternativa mejor aceptada que el posible deterioro o la enfermedad. Otros ancianos rechazan el hecho de morir y suelen rodearse de temor y angustia.

 

· El anciano como integrante del grupo familiar. Las relaciones del anciano con la familia cambian, porque suelen convivir con sus nietos e hijos. Las etapas de relación con sus hijos y nietos pasan por distintas etapas. La primera etapa cuando el anciano es independiente y ayuda a los hijos y actúa de recadero. La segunda etapa cuando aparecen problemas de salud, las relaciones se invierten, y la familia suele plantearse el ingreso del anciano en una residencia.

 

· El anciano como persona capaz de afrontar las pérdidas. La ancianidad es una etapa caracterizada por las pérdidas (facultades físicas, psíquicas, económicas, rol, afectivas, etc.) Las pérdidas afectivas caracterizadas por la muerte de un cónyuge o un amigo van acompañadas por gran tensión emocional y sentimiento de soledad. El sentimiento de soledad es difícil de superar.

 

* Cambio de Rol en la Comunidad:

 

La sociedad valora sólo al hombre activo, que es aquel que es capaz de trabajar y generar riquezas. El anciano suele estar jubilado y es una persona no activa, pero tiene más posibilidades de aportar sus conocimientos y realizar nuevas tareas comunitarias. Su papel gira alrededor de dos grandes actividades: la actividad laboral y las tareas comunitarias, tales como asociaciones, sindicatos, grupos políticos. No debemos olvidar que el hecho de envejecer modifica el rol que se ha desarrollado, pero no el individual.

 

 

* Cambio de Rol Laboral:

 

El gran cambio es la jubilación del individuo, pero el anciano debe de tomar alternativas para evitar al máximo sus consecuencias negativas.

La jubilación es la situación de una persona que tras haber cumplido una determinada edad y haber desarrollado durante un considerable número de años una actividad laboral, cesa en su oficio y tiene derecho a una pensión.

El cambio en las costumbres laborales que llega con la jubilación tiene sus consecuencias, la adaptación es difícil porque la vida y sus valores están orientados en torno al trabajo y la actividad.

Las relaciones sociales disminuyen al dejar el ambiente laboral y los recursos económicos disminuyen.

 

El anciano deberá de prepararse antes de la jubilación, debe conocer las consecuencias de la jubilación para prevenir sus efectos negativos: Será necesario en algunos casos buscar aficiones supletorias para que la jubilación en vez de suponer un detrimento en la calidad de vida, por el contrario suponga un incremento de la misma.

 

 

 

NECESIDADES SOCIALES Y HUMANAS EN EL ENVEJECIMIENTO .

 

* Necesidad de comunicarse :

 

El anciano necesita comunicarse y relacionarse con el entorno de forma verbal y no verbal, expresar deseos y opiniones y tener pertenencia a un grupo, mantener una movilidad suficiente que le permita las relaciones sociales, tener una imagen de sí mismo que corresponda a la realidad y expresar sin temores su sexualidad.

 

En esta independencia que necesita el anciano influyen los siguientes factores:

 

· Estado físico:

Mantenimiento de las capacidades sensoriales y del sistema nervioso (poder ver, oler, tocar y sentir), integridad de las cuerdas vocales (para poder hablar), funcionamiento orgánico que le permita su sexualidad.

 

· Estado psíquico:

Nivel de inteligencia que le permite la comunicación, equilibrio emocional influye en la calidad de la comunicación, la experiencia de comunicaciones inefectivas condiciona nuevas relaciones.

 

· Situación social:





Las características del entorno influyen en una buena comunicación, el medio social y cultural en el que se desenvuelve el anciano, la disponibilidad económica facilita la comunicación, los medios de la comunidad que favorezcan o entorpezcan la relación, los cambios rápidos de la comunicación de masas son a veces causa de problemas en la comunicación del anciano.

 

Ante la necesidad de la comunicación en los ancianos los principios de actuación de la enfermería deben ir encaminados a conseguir el mantenimiento de la independencia, para ello se plantean los siguientes objetivos:

 

· Conocer los hábitos del anciano a la hora de comunicarse.

· Realizar educación sanitaria para fomentar el mantenimiento de los órganos de los sentidos.

· Diseñar programas que permitan expresar los sentimientos y las emociones del anciano.

 

Para conseguirlos se podrían llevar a cabo las siguientes acciones:

 

· Recomendar lugar donde asistan a otras personas.

· Participar en actividades lúdicas como juegos excursiones, etc.

· Utilizar medios de comunicación a su alcance.

 

· Mantener una higiene y arreglo personal para que no sea una causa de aislamiento social.

· Instarle a formar parte de asociaciones de ayuda social, o indicarles practicar una religión.

· Indicarle como expresar su sexualidad.

 

Es importante reconocer las manifestaciones de dependencia que puedan presentarse en el anciano, como por ejemplo la incomunicación debida por perdidas sensoriales, problemas del sistema nervioso, depresión y soledad, así como aquellos trastornos orgánicos (accidentes cerebro-vasculares, cataratas, inmovilización, traumatismos, uso de fármacos hipnóticos y antidepresivos, ansiedad, estrés y sentimiento de culpa) que puedan dificultar la comunicación.

 

* Necesidad de elegir según los valores y las creencias:

 

El anciano necesita elegir según sus propios valores y creencias, necesita y nadie puede negarle el mantenimiento de sus convicciones personales frente lo bueno y a lo malo, por la cultura, ideología o religión, frente a la propia vida o muerte, el anciano es capaz de opinar y de mantener actitudes que evidencien su forma de pensar, necesita vivenciar y exteriorizar su concepto de trascendencia, esta en su derecho de asistir a actos representativos de sus creencias y es capaz de encontrar un significado a su asistencia.

 

En esta independencia que necesita el anciano pueden influir los siguientes factores:

· Estado físico.

Será un factor determinante a la hora de satisfacer autónomamente la necesidad de energía, ya que podrá exteriorizar su forma de pensar a través de gestos y expresiones.

 

· Estado psíquico.

El estado mental y el mantenimiento de las capacidades intelectuales permitirán al anciano a actuar y vivir según sus creencias, la exteriorización de sus emociones expresará la forma del anciano de vivir sus experiencias y determinará sus intereses, la expresión del deseo de búsqueda o de la esencia de la propia vida, de la naturaleza y de la energía.

 

· Situación social.

Factores culturales, educacionales, y grupal será la base de sus creencias y de sus valores sobre la vida, la religión podrá influir en la forma de actuar ante diferentes situaciones.

 

Ante la necesidad del anciano de elegir según los valores y las creencias los principios de la actuación de enfermería para el mantenimiento de la independencia, pretenderán los siguientes objetivos:

 

· Conocer hábitos en cuanto a la expresión de sus creencias y determinar sus acciones según sus valores.

 

· Instruir al anciano para que sea capaz de expresar sus creencias y valores.

· Planificar conjuntamente programas que nos den la posibilidad de expresión de sus creencias religiosas o ideológicas.

 

Para conseguirlos se podrían llevar a cabo las siguientes acciones:

 

· Informar de la importancia de conseguir un equilibrio espiritual mediante la expresión de sus creencias.

· Asistencia religiosa, lecturas y tranquilidad emocional.

· Ejecución de actividades recreativas relacionadas con la forma de percibir su espiritualidad.

· Exteriorización de sus emociones, sentimientos y opiniones en un medio receptivo.

 

Es importante reconocer las manifestaciones de dependencia que puedan presentarse en el anciano, estas pueden ser debidas por incapacidad asociada al desequilibrio psíquico, crisis, falta de afirmación, situaciones de pérdida, conflictos de autoestima, sentimientos de culpabilidad y faltan de motivación. Por otra parte la desvalorización asociada a enfermedades invalidantes, demencias, frustraciones, ansiedad, vulnerabilidad a enfermedades, problemas de incapacidad sensorial, etc. serán factores a tener en cuenta por su importante influencia en este aspecto.

 

* Necesidad de Autorrealización:

 

El anciano necesita autorrealizarse, deberá ser capaz de llevar a cabo actividades recreativas, lúdicas que permitan mantener sus autoestima, se deberá sentir satisfecho consigo mismo por su contribución a la sociedad.

En esta independencia que necesita el anciano para poder autorrealizarse pueden influir los siguientes factores:

 

· Estado físico.

Un buen funcionamiento orgánico permite al anciano ser autónomo y realizar actividades de su agrado.

 

· Estado psíquico.

La capacidad psíquica mantenida, la motivación y el dar un sentido a la vida serán los factores que mantienen una actividad para que se sienta realizado.

 

· Situación social.

La situación económica permitirá al anciano el disfrute de ciertas actividades, la comunidad en que se mueva o grupo de pertenencia, le incluirán o excluirán de las actividades.

 

Los principios de la actuación de enfermería en el mantenimiento de la independencia para conseguir y/o mantener la autorrealización del anciano se encaminará a la consecución de los siguientes objetivos:

 

· Conocer gustos y aficiones del anciano.

· Realizar educación sanitaria referente a las diferentes formas de participación social.

· Elaborar un programa de actividades que ocupe el tiempo libre del anciano.

 

Para ello se podrían llevaran a cabo las siguientes acciones:

 

· Su pertenencia a un grupo o asociación, según sus preferencias o aficiones.

· Se animará a realizar actividades útiles que le reporten satisfacción personal como jardinería, manualidades, etc.

· Mantener sus aficiones y ayudar a fomentar sus hobbies.

 

Es importante reconocer las manifestaciones de dependencia que puedan presentarse en el anciano para su autorrealización, estas pueden ser debidas por desinterés asociado a falta de motivación, depresión, baja autoestima, soledad, aislamiento y situaciones de perdida, también pueden ser debidas por inadaptación asociada a problemas de desorientación, demencias, enfermedad, problemas sensoriales, traumatismos, estrés, etc.

 

* Necesidad de Aprender:

 

El anciano necesita aprender. El anciano vivirá una existencia plena y productiva si se conoce a sí mismo y tiene interés, si se siente motivado y es capaz de razonar, si demuestra habilidad para solucionar situaciones referidas al aprendizaje, si se plantea cuestiones, dudas y preguntas a cerca de sus emociones, sentimientos y existencia.

 

En esta independencia que necesita el anciano para aprender influyen:

 

· Estado físico.

La capacidad sensorial que mantiene es un factor preciso para favorecer el aprendizaje.

 

· Estado psíquico.

Parece que el mantenimiento de las capacidades psíquicas es un factor fundamental que interviene en el aprendizaje, el estado anímico puede favorecer la satisfacción de esta necesidad, la motivación generará en el anciano el interés necesario para aprender.

 

· Situación social.

El medio cultural, el estilo de vida, los problemas estructurales, la vivienda, los medios económicos condicionan el aprendizaje, los recursos que cuenta la sociedad que fomenten el interés por aprender.

 

Los principios de la actuación de enfermería en el mantenimiento de la independencia para que el anciano pueda aprender estarán basados en los siguientes objetivos:

 

· Conocer las inquietudes del anciano frente a su necesidad de aprender, teniendo en cuenta sus limitaciones.

· Enseñar al anciano en el conocimiento de los recursos a su alcance.· Realizar un programa para desarrollar los hábitos de aprendizaje.

Para la consecución de los objetivos marcados se podrían llevar a cabo las siguientes acciones:

 

· Facilitar la información precisa de los recursos y medios que cuenta para aprender.

· Reforzar el aprendizaje del anciano.

· Aconsejar al anciano la asistencia a actos de culturales de interés que se realicen en el entorno.

· Apoyar todas las iniciativas del anciano para aprender.

 

Es importante reconocer las manifestaciones de dependencia que puedan presentarse en el anciano y que impidan el aprendizaje o que dificulten la adaptación a su nuevo estado de jubilado, por ello se deberán vigilar y controlar los posibles problemas originados por la falta de motivación, disminución sensorial, depresión, falta de interés debilidad psicomotriz y disminución de la capacidad de aprendizaje, por otro lado deberán vigilarse también las dificultades originados por problemas psíquicos, demencia, estrés y dolor.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...







Si te ha resultado interesante... Compartelo. Sobrevivimos gracias a esto. Existimos por que tu nos compartes. Gracias.
Otras Preguntas y respuestas que también te pueden interesar
7 comentarios
  1. hola, me parecio un articulo interesante para usarlo de base teorica para mi tesis, pero necesito los o el nombre completo del autor de este artículo no se si lo puedas publicar bye

  2. hola, me gusto mucho su articulo.

  3. Hola! me gusto mucho el articulo para mi tesis, pero necesito el nombre del o los autores.

    Gracias,

    Soami

  4. Muy bueno el articulo, muy completo y bien desarrollado.

  5. hola no pues me sirve mucho esta informacion gracias, por compartir esta informacion…

  6. y donde esta el papel que realiza la enfermera????????

  7. necesito el autor o el nombre del libro de esta informacion xfis

Responder