Enfermedades de la piel: remedios caseros y plantas medicinales

Para el tratamiento de las enfermedades de la piel existen multitud de plantas medicinales. Éstas son las más importantes:

Enfermedades de la piel: remedios caseros y plantas medicinales

– Extracto de castaño o caléndula diluido en agua y aplicado en el área en forma de compresa (tibia o caliente) alivia las lesiones de la piel.

– Para el herpes facial o eccema seco agregue tres gotas de aceite de geranio a medio vaso de aceite de almendras. Aplique tres veces al día.

-Para eccema, otra receta: aceite de hisopo mezclado con medio vaso de aceite de almendras. Aplicar diariamente sobre la zona afectada.

– Para eccema húmedo, use cuatro gotas de aceite de enebro mezclado con medio vaso de aceite de almendras. Aplique dos veces al día.

-La aplicación más efectiva para todo tipo de problemas en la piel (quemaduras, hongos, picaduras, heridas infectadas, etcétera) es el aloe vera en sus múltiples formas: su jugo diluido,  gel o savia tomada directamente de la planta.

-Para grietas en la piel, use un ungüento de caléndula.

 

También existen algunos remedios de homeopatía muy efectivos para el tratamiento de enfermedades en la piel:

-Herpes: Natrum Mur  3X o 6X.

-Para herpes o eccema: Rhus tox 3X.

– Para urticaria: Apis mellifica 3X o Urtica urens 3X.

-Bajo supervisión médica solamente se puede aplicar un baño de oxígeno (peróxido). Se realiza así: a un baño caliente se le agrega una cucharada de potasio permanganato, una cucharada de ácido sulfúrico y 300 mg de hidrógeno peróxido. Un baño de 20 minutos y no mantener reposo ayudan en gran manera a combatir los problemas de la piel. Insistimos: este tratamiento debe realizarse sólo y exclusivamente bajo estricta supervisión médica.

– Para aliviar molestias de urticaria, eccema, reacciones alérgicas, químicas o a plantas,  picaduras de insectos o ardor del sol lo mejor es realizar un baño caliente alcalino con una taza de bicarbonato de sodio en el agua.

-Para las mismas molestias enunciadas anteriormente sirve también un baño de avena. Agregue una cucharada de avena en polvo y sumerja una bolsa de tela con 450 g de avena entera, sin cocinar. El agua desde estar tibia, no muy caliente. Introduzcas en la bañera y permanezca allí durante media hora, va saciando con una esponja las zonas afectadas. Una vez seca, masaje también la piel diariamente.

-Para la psoriasis, pase con 25 minutos al día en un baño neutro con 450 g o más de sal marina disuelta en el. Luego  friccione solamente la piel.

0 comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>